Hace falta dinero

Andrés Torres Aguirre
 Al llegar noviembre, los ejercicios fiscales municipales entran en zona de cierre y con ello, los apuros económicos que históricamente sufren los alcaldes para “cuadrar” sus cuentas.
El 2017 fue un año de disciplina fiscal en lo que al gobierno de Hidalgo respecta, las cifras de eficiencia crecieron cada trimestre y fue la Secretaría de Finanzas la que llega al último tercio del año con las mejores calificaciones por parte de la Auditoría Superior (ASEH).
Desafortunadamente las condiciones del país en materia presupuestaria calaron hondo en las partidas destinadas a los estados y el año termina con una expectativa poco optimista para el 2018; por si fuera poco, el próximo, tendremos elecciones y buena parte de los recursos públicos irán a los partidos políticos.
Hasta el momento, ningún alcalde se manifestó en el sentido de requerir el apoyo del estado para cubrir sus gastos de gasto corriente, principalmente en lo que se refiere al pago de aguinaldos y prestaciones a sus empleados. Pero aún es temprano para esto. Es sólo cuestión de tiempo para que los alcaldes, levante la mano, y pidan la intervención del gobernador Fayad Meneses para cubrir el pago de estos derechos, algo que sucede, tristemente cada 12 meses y en algunos casos hay municipios donde todos los años de una administración se presenta el mismo problema.
En este momento, los secretarios que integran el gabinete estatal, cumplen con una agenda de comparecencias ante los diputados locales, glosa del 1er Informe de actividades del gobernador de Hidalgo. En todas las presentaciones, los funcionarios mencionaron el problema que representa la restricción al presupuesto, así como la necesidad de hacer mayores inversiones el año siguiente. Por ahora los asuntos electoral y político acaparan la atención de los medios y de la opinión pública, pero se avecina un escenario financiero muy complicado para las finanzas y de esto nada han dicho… aún.
 
Twitter : @bamtorre
@vocales_radio
 





Full of Books